Seguidores

22 abr. 2010

a


Siento,
como se me despierta la ira,
como se me aletarga la vida,
como el amor por los demás se atrinchera,
entre miedosos adoquines,
y oxidados recuerdos.

Siento,
como mis dedos crecen en deseos,
y mis defectos se adosan en mi cuerpo,
hasta convertirse en algo natural,
como un paisaje con árboles,
como una alcoba con almohadas,
como un recibidor con sonrisas,
como una tumba con sus flores,
como un entusiasmo con brotes de alegría.

Siento,
como mis años han sido vida en su momento,
como mis arrugas son heridas de guerra,
como mis ojeras son producto de mi inquietud,
como mi saliva seca la mentira,
como mis labios cerrados
son un pacto de silencio.

Siento,
como la vida liquida, tiene su lado gaseoso.

Siento,
como mi eternidad tiene infinitos momentos.

Siento,
como si mi razón tuviera siempre la razón.

Siento,
que me locura se la lleve el tiempo,
y que la hermosura que nunca pretendí,
nadie la encuentre en algún momento.

Siento,
que el doble de algo ya no cunde,
como en otros tiempos.

Siento,
que la edad vivida, nunca la viví,
como las caricias tenidas, nunca las recibí.

autor: Fco. Peiró

2 comentarios:

LIRIO dijo...

Francisco:
Es sin duda bueno tu poema.
Felicidades por ese merecido Premio.

Anónimo dijo...

Hola soy administrador de una red de blogs estuve visitando tu página y me pareció muy interesante. Me encantaría que pudiéramos intercambiar links y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestros páginas.
Si lo deseas no dudes en escribirme.
Exitos con tu blog.

saludos

Paulo Jose
contacto: paulojose0805@hotmail.com