Seguidores

24 feb. 2011

despedida


DESPEDIDA


Plantado ante esta urna de cristal, donde tu cuerpo reposa, con la frialdad que da esta situación, con este color marmóreo de tu cara, estas manos que parecen estrujadas, esos dedos afilados como hojas de guadaña, estos ojos entornados que parecen querer abrirse para poder contemplarme y decirme cómo sientes no haber escuchado mis palabras, pensando que lo que en todo momento hacías era inmejorable, sin atender a razones de ninguna clase, solo tu santa voluntad, sin importarte nada.
Y ahora ... ¿qué?, ¿qué piensas si puedes pensar donde esté tu alma?, ¿crees que valió la pena tanto derroche por tus ansias de vivir?, ¿pensaste en algún momento que el tiempo no cobraría estos desmanes, que la fortaleza de tu cuerpo aguantaría todo lo que recibiera?Pues te equivocaste, lo doloroso es que ya no hay remedio, no hay vuelta atrás, iniciaste un viaje eterno del cual no volverás, quedarás en la solitaria oscuridad para siempre
Que te importa ahora que me haya quedado solo, no puedes tener ni remordimiento , ya que solo siempre.

Estuve cuando vivías conmigo, me hablabas de libertad , de realización de tantas cosas que sólo eran una excusa para poder hacer lo que quisieras y yo, con el amor que te he profesado y, por desgracia, aún te profeso, cerraba mis ojos y dejaba que llevarás tu vida a unos derroteros que al final lo que han hecho han sido llevarte a este lugar, encerrarte en esta cápsula vidriosa, para que puedas ser contemplada pero no tocada. Eso si , rodeada de flores como a ti te gustaba, aunque estas no son de alegría sino de tristeza, huelen diferente, es un olor penetrante que aun después que las eliminen sigue su aroma notándose.
Solo quería decirte, aunque no me oigas, que encontraste lo que no buscabas, pese a ser advertida muchas veces y tú despreciando los consejos.
Debo de finalizar mi charla solitaria, vienen a buscarte, ahora se te llevarán a este negro agujero que tanto miedo te daba, pero no te preocupes no notarás nada, ya que tu cuerpo no puede ya sentir ningún miedo ni dolor, ni tu alma tendrá, ya jamás temor.

Magi Balsells
Derechos reservados
Febrero 2011